Cinco pilares para el evento de tu boda

 In Uncategorized

Banquete, música, mobiliario, decoración, y el espacio, son claves para tu evento.

«Algo viejo, algo nuevo, algo prestado o usado y algo azul el baile del billete”. Esas son las palabras de la entonces Edad Media europea donde veían un auguro de buena fortuna en el uso de estas prendas. Sea la tradición que se siga, el matrimonio es uno de los días más importantes de tu vida en el cual te transformas de ser un individuo para convertirte en pareja, en dos: el día de tu boda.
En las distintas sociedades actuales existen dos principales formas de contraer matrimonio: por medio del matrimonio civil y por medio del matrimonio religioso. Uno se rige por las leyes del estado, mientras que el otro se rige por las normas o costumbres que la religión bajo la cual se celebra la ceremonia presenta. No obstante, la actividad de celebrar y compartir la felicidad de los novios y con los novios recién casados es una sola: la fiesta. Dicha fiesta es el momento de alegría por la unión que marca el inicio de una nueva etapa en la vida de los festejados. Por esto, se considera el evento como una gran fiesta que represente esta alegría tan grande entre todos los presentes.
La organización para un evento de dicha magnitud no es sencilla o simple, pero puede ser agradable si se tiene paciencia y comunicación. Aquí presentamos lo que consideramos cinco pilares básicos para la coordinación general del evento:
  1. Banquete. Sentarse a degustar platillos en una mesa y compartirla con alguien, más que el hecho de alimentación, es la actividad de convivencia máxima. El banquete de la boda es la nota principal de tu gran acto. Recomendamos tener una idea de qué te gusta y qué no te gusta, no pienses en qué les gustará a los demás. Aprovecha el sitio geográfico y la temporada, no conoces las sorpresas que te pueden traer los sabores. Ten paciencia en la selección y busca más de una opinión. Procura una excelente comunicación con el chef o responsable del banquete y por último, abre tu paladar y disfruta del proceso.
  2. Música. La música es el delicado aroma que puede perfumar el evento, a veces más sutil, a veces más fuerte, la base es que sea de tu agrado ya que tu alegría y baile contagiará a los demás. Confía en el conocimiento de los especialistas y DJ´s, sin dejar pasar tus preferencias y deseos. ¡A bailar!
  3. Mobiliario. Las edificaciones y monumentos dentro de una ciudad procuran estar diseñados para funcionar y a su vez adornar. El mobiliario debe crear un balance entre funcionalidad y goce estético, selecciona elementos que vayan conforme al espacio, hora y geografía, considerando comodidad y cantidad de invitados.
  4. Decoración. Si una ciudad funciona por sus edificaciones, luce bella por la sutil composición de su arquitectura. No busques elementos que impresionen por sí solos, permite que la mezcla de luz, mesas, sillas, con manteles, flores, velas, adornos, y el espacio natural compongan el todo. Recuerda en lo elegante no radica en lo saturado, sino en lo armónico.
  5. Espacio. La belleza parte del espacio y cómo se trabaja con éste, por esto la importancia de seleccionar un sitio que cubra tu gusto, necesidad y capacidad. El lugar es la marca inicial y final de tu evento, selecciona un espacio cuya funcionalidad vaya de acuerdo a tu deseo. Si el lugar cumple con muchas de las funciones y requerimientos principales podrás descansar en ese tema para concentrarte en los detalles.
No importa si deseas casarte en luna llena por su abundancia, o en un día particular por su bendición, la alegría explota en un día, en un evento, en un momento, pero el proceso y camino para llegar debe ser una experiencia agradable y vivirse como una alegría misma: la espera, la organización, la selección, la prueba, la decisión. Aún con los imprevistos y percances que puedan existir, disfrutar el camino para el día de tu boda debe ser una alegría en sí mismo.
Recent Posts

Dejar un comentario