Lugar, mes, día, hora: el inicio de tu boda.

 In Bodas, Eventos-Sociales

Todo inicio germina de un punto, comienza tu boda con el cuándo y el dónde.

El principio de un camino es emocionante. Cuando se emprende algún proyecto o se lleva a cabo cierta tarea, el estómago se puede retorcer, las manos sudar y el corazón acelerar; no obstante, siempre recordarás ese día con especial cariño. Para comenzar el desarrollo del evento de tu boda la base es definir el cuándo y el dónde, esto dos elementos serán el punto que te indicarán uno de los caminos más grandes y gratificantes.

Te sugerimos tener varios panoramas, encontrar distintas propuestas, escuchar opiniones, analizar otras, pero sobre todo, escucharse el uno al otro, ya que una de las cosas más vitales es recodar que el evento es de dos, para dos, y con la finalidad de dos. Debes pensar en tus gustos y deseos, pero también en los del otro, de aquella persona con la que compartirás el resto de tu vida.

Pueden ser distintos los motivos por los cuales se llega al un punto medio: de dónde es cada quien, qué costumbres y tradiciones guarda, qué desea cada quien, qué ha pensado cada uno, y especialmente, cómo desean disfrutar el día en que se consolidará su unión. Independiente a la variable o variables que adquiera mayor peso, estos son los puntos clave que se deben analizar, pensar y platicar para llegar a una decisión final:

El lugar.
El espacio físico siempre es uno de los puntos (si no es que el punto más fuerte) que determinará la generalidad del desarrollo de un evento, especialmente el de tu boda. Una vez acordado con base a lo personal sugerimos determinar el lugar pensando en lo más práctico tomando en cuenta la logística para invitados, equipo de trabajo, proveedores, montaje, y desmontaje. No es lo mismo casarse en una urbe con todos los servicios disponibles que en un punto más aislado, en la montaña que en el mar, en un lugar abierto a uno cerrado. Si encima de esto se decide un espacio un poco más difícil que fácil, procuren alinear los demás elementos para que todo salga lo más “suave” posible.

El mes.
La temporada influye en la logística de tu evento mucho más de lo que se piensa. Desde clima (frío o calor), temporada de lluvia o no lluvia, ventoso o seco, hasta el presupuesto mismo ya que en los evento de boda existen los meses de “temporada alta” (alta demanda) y los meses de “temporada baja” (baja demanda). Se debe pensar si, por ejemplo, decides un mes con posibles lluvias, buscar un lugar que tenga protección de un techo, y de preferencia piso artificial y no pasto natural (por el agua y lodo). El clima influirá sobre las vestimentas o aditamentos de los invitados. La temporada alta o baja en los precios de diversos productos y/o servicios.

Día y hora.
El día debe ser visualizado y considerado en el inicio de tu planeación. Casarse en un viernes o un sábado (los más usuales) es diferente que un domingo, lunes o cualquier otro día de la semana, tanto en precios como en movimiento logístico para los invitados. La hora determinará la duración de la boda, tipo de vestimenta, en ocasiones menú, iluminación, decoración, transporte, y a veces seguridad, lo que puede significar presupuesto final. Los proveedores de boda no es un tema complicado ya que están preparados para distintos tipos de fechas y bodas, no obstante, ciertos días festivos como temporada navideña o semanas religiosas especiales pueden influir.

Aunque sea una frase común la repetimos porque es certera: no importa los elementos finales de tu evento, lo importante es disfrutar el camino y gozar el final. Sin embargo, también sugerimos tener especial consideración con estos puntos ya que un buen inicio por lo general conduce a un excelente final.

Te puede interesar este articulo también: http://elsauceeventos.com/2017/12/29/cinco-pilares-para-el-evento-de-tu-boda/

Si deseas realizar una consulta para tu boda puedes hacerlo en nuestra web: http://elsauceeventos.com/bodas/

O si prefieres puedes escribirnos a: contacto@elsauceeventos.com

 

Recommended Posts

Dejar un comentario